Increíble cohete de propulsión casero

Construye y lanza un auténtico cohete de propulsión con este increíble proyecto. Pasa una tarde divertida, al tiempo que aprendes cohetería elemental.

Los materiales a utilizar seguramente ya los tienes en casa y el tiempo que tomará el diseño será de 20 minutos aproximadamente.

¡Te sorprenderá la altura que alcanza este cohete de agua!

Aprenderás como una simple reacción simple de bicarbonato de sodio y vinagre puede lanzar tu cohete varios metros en vertical e impresionar a todos tus compañeros de clase en el patio de recreo.

Este es un divertido experimento de ciencia que se realiza al aire libre para niños de todas las edades.

cohete casero de agua para niños

MATERIALES QUE VAMOS A NECESITAR para este experimento

Para realizar tu experimento, además de los materiales necesitarás algo de cuidado para que todo salga bien. 

  • Botella de agua o refresco de capacidad 2 litros
  • 3 lápices nuevos o por lo menos que tengan el mismo tamaño
  • Corcho de botella de vino que se ajuste a tu botella
  • Cinta adhesiva
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Servilleta de papel

Vídeo de CÓMO REALIZAR un cohete casero para niños

Para comenzar con el proyecto, debes seguir estas instrucciones al pie de la letra, para evitar que algo falle y elige un lugar al aire libre.

¿pero que ha pasado? ¿Se ha elevado mucho la botella?

¡Se dispara el corcho y el cohete despega! Alcanzando una altura que te sorprenderá.

Registra la altura que alcanza el cohete, variando las cantidades de bicarbonato de sodio y vinagre y encuentra la combinación perfecta para alcanzar mayor vuelo.

Seguramente te estarás preguntando ¿por qué el cohete se eleva? ¿a que se debe que el corcho salga disparado?

EXPLICACIÓN DEL EXPERIMENTO

Al entrar en contacto el vinagre y el bicarbonato de sodio, crean una reacción ácido-base, generando un gas (dióxido de carbono) que aumenta rápidamente la presión interna en la botella.

Cuando esta presión alcanza la fuerza suficiente para “sacar el corcho de la botella”, el cohete despega.

La propulsión se alimenta de la expulsión de los elementos contenidos dentro del recipiente.

Este experimento casero de química pretende explicar la tercera ley de Newton “acción y reacción”, que establece que, por cada acción, hay una reacción igual y opuesta.

¡El gas producido y el líquido interno salen de la parte inferior del cohete, lo empujan hacia arriba con gran fuerza!

El principio utilizado en nuestro cohete de propulsión, es el mismo utilizado por cualquier vuelo de cohetes de la NASA.

Es importante no mezclar directamente bicarbonato de sodio en la botella con vinagre, no quieres que la reacción comience de inmediato.

Necesitas un poco de tiempo para colocar el corcho, voltear el cohete y alejarte unos pasos antes de que el vuelo comience.

Esperamos que hayas entendido el concepto de “acción y reacción” a través de este divertido experimento.

Tenemos mucha más ciencia que mostrarte, echa un vistazo a nuestra web donde encontrarás muchos experimentos geniales para niños.


Más experimentos

Deja un comentario